­

“El número de horas que dedicaba a mi trabajo no me permitía dedicar tiempo a mi familia”, explica Martin. La oración, la formación cristiana que recibe y el consejo de su mujer y sus amigos le han ayudado a tomar una decisión para lograr el equilibro.

 
­

Esta web no utiliza cookies para recoger información de los usuarios, ni registra las direcciones IP de acceso. Únicamente se utilizan cookies propias o de terceros, de sesión, con finalidad técnica (aquellas que permiten al usuario la navegación a través del sitio web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que en ella existen).  Entendido   Más información